Rompamos los paradigmas de género en la inversión inmobiliaria.

Rompamos los paradigmas de género en la inversión inmobiliaria.

Por LMNI. Iván Cervera López; MBA. Director de Mayakin Experiencias Inmobiliarias 

Editado por LCTC. Jorge May 

Escribo este artículo siendo consciente que lo miro desde afuera, y no pretendo decir que, “entiendo totalmente la perspectiva”, sin embargo, quiero expresarme de manera empática y partiendo de que para mí, todos los seres humanos somos iguales y merecemos las mismas oportunidades sin importar nada más (cosa que desafortunadamente hoy, todavía no sucede) Buscando poner un granito de arena desde mi trinchera, compartiendo mi opinión, generada de una serie de cuestionamientos que quizá, como resultado del 8 de marzo, estuve haciendo de manera personal. 

Hoy en día, la mujer juega roles importantes en el desarrollo económico/social a nivel mundial y cada vez ocupan mejores puestos en las organizaciones privadas/públicas, (aunque no es suficiente, aún) obteniendo en muchos casos, ingresos que respetan las múltiples actividades que realizan día a día. Incluso, me parece que la pandemia, detonó en diferentes contextos el protagonismo de la mujer en la economía: desde las que han aprovechado explotar sus diferentes habilidades para generar ingresos, hasta las profesionales que se han lanzado como emprendedoras y freelancers (“persona que trabaja por cuenta propia, es decir, sin una relación de dependencia laboral, y puede hacerlo para varios clientes que contratan sus servicios profesionales.” [¿Qué es un freelancer? Recuperado de: https://www.soyfreelancer.com/blog/emprendedurismo/que-es-un-freelancer/]) Y cuando digo que se ha detonado con la pandemia, es porque, afortunadamente desde hace ya algunos años, las mujeres se desenvuelvan profesionalmente sin el pensamiento de que es por “necesidad”, sino desde una perspectiva de búsqueda de autorrealización y productividad en los contextos que les gusten e inspiren. 

Pero, enfocándonos en lo que planteo en el título, me parece que cuando hablamos de invertir en general, los mercados metas clásicos y/o estereotipados los conforman hombres de cierto nivel laboral y adquisitivo, cosa que me parece es, un doble error, primero porque representa una oportunidad de negocio, crear productos de inversión para la persona en general, sin importar que sea hombre o mujer, y segundo (mucho más relevante para mí y el principal motivo para escribir este artículo) es el que las mujeres también aprovechen la opción de invertir en el mercado inmobiliario, beneficiarse de sus altos rendimientos y consolidar su economía, encontrando independencia económica que influya y facilite la independencia e igualdad integral.

Pero ¿por qué hay más hombres que mujeres invirtiendo? según Flavia Matsuda, coordinadora de research invertironline.com, la respuesta está relacionada con ciertas “creencias” y “mitos”, que afirman que las mujeres no son buenas para ello, aunque esto es totalmente falso.

Matsuda, como inversora, considera que si, los hombres y las mujeres tienen diferentes formas de pensar y actuar, pero eso genera una oportunidad de evaluar estrategias de diferentes puntos de vista. (Flavia Matsuda. ¿Por qué las mujeres no invierten? Recuperado de: https://www.perfil.com/noticias/50y50/por-que-las-mujeres-no-invierten.phtml)

Claer Barrett, escribiendo para Milenio.com, expresa que, al hacer una investigación por parte de FT MONEY, se llegó a la conclusión de que las mujeres perciben el invertir como un servicio que no se enfoca en ellas, donde se afirma que las mujeres sienten que tienen menos conocimiento acerca del tema y que, por su naturaleza precavida, mencionan que el sector “no es de fiar”, es “hostil” y “complicado”, prefiriendo la certidumbre que genera tener una cuenta de ahorro en efectivo guardado en su hogar, que el deseo de utilidad o porcentaje de rendimiento que generaría una inversión. (Claer Barrett. Las Mujeres No Invierten. Recuperado de: https://www.milenio.com/negocios/las-mujeres-no-invierten).

Entonces, por lo antes mencionado, propongo (y reiterando de nuevo el título de este artículo), que trabajemos en de romper el paradigma de que la inversión, y en este caso en específico, la inversión inmobiliaria solo es para hombres. Tratemos de hacer que la comunicación y proyección de estos productos tengan un enfoque general e inclusivo, para que, con el paso del tiempo, las mujeres dejen de pensar que el sector “no está enfocado en ellas”.

Eduquemos de manera responsable y de nuevo, con un lenguaje general, hombre/mujer, el beneficio de realizar una inversión inmobiliaria.

Cierro este artículo, haciendo una mención a todas las mujeres, profesionales del sector inmobiliario y parte del equipo Mayakin, con quienes tengo el gusto de poder trabajar y compartir, siendo colegas que tienen más, que mi reconocimiento y admiración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar